viernes, 22 de enero de 2016

William Thomas Sampson y la Guerra Hispano-Cubano-Americana

Por Odlanyer Hernández de Lara

El hundimiento del acorazado Maine en la bahía de La Habana el 15 de febrero de 1898 dio el puntapié necesario para la intervención estadounidense en la Guerra de Independencia de Cuba, que se había iniciado tres años antes. Los sucesos del Maine conllevaron a la creación de una comisión que se ocupara de la investigación, que tuvo como presidente al entonces Capitán de la US Navy William Thomas Sampson, quien mas tarde dirigiría la flota estadounidense durante el bloqueo a Cuba y la Guerra Hispano-Cubano-Americana.

William Thomas Sampson (1840-1902), hacia 1899.
Foto: Library of Congress http://www.loc.gov/item/2004671836/

Sampson nació en Palmyra, New York, el 9 de febrero de 1840 y a los 17 años entró como cadete a la Academia Naval de los Estados Unidos, de donde se graduó en 1861. Para entonces la crisis de la secesión de los estados del sur alcanzaba su clímax e iniciaba la Guerra Civil estadounidense. Como simpatizante de la Unión, Sampson se alistó en el Washington Navy Yard en abril del mismo año y participó en varias acciones militares. Mientras tanto, fungió como instructor de la Academia Naval, actividad que se vio interrumpida temporalmente para ocupar el puesto de Oficial Ejecutivo del monitor Patapsco.

Luego de la Guerra Civil, en 1866, fue acendido a Lieutenant-Commander, mientras ocupó disímiles puestos en diferentes escuadrones navales, como profesor y otros cargos en diferentes instituciones militares. En 1890 es ascendido a Capitán. Ya poseía una amplia experiencia, que también se extendía a propuestas de defensa, armamento, etc.

Al finalizar la investigación del hundimiento del Maine, Sampson es nombrado Comandante del Escuadrón del Atlántico Norte, y es asignado al bloqueo a Cuba y su posterior intervención abordo del buque insignia, el acorazado protegido New York. Aparentemente, la propuesta de Sampson era atacar directamente La Habana, aunque esta no habría sido aprobada por Navy Department.

El Contralmirante Sampson en el puente del acorazado protegido New York,
al mando del Escuadrón del Atlántico Norte (1898)

Lo cierto es que el 27 de abril de 1898, Sampson dirige al buque insignia hacia la bahía de Matanzas a la sazón de la construcción de las nuevas baterías para la protección de la ciudad, que en parte eran consecuencia de la posibilidad de desembarco de la marina estadounidense. Al frente del New York, y acompañado del crucero protegido Cincinnati y el monitor Puritan, Sampson dirige la primera batalla de la Guerra Hispano-Cubano-Americana en las costas de Matanzas.

La guerra recién comenzaba y todo se definiría luego en la bahía de Santiago de Cuba. Aunque la guerra tuvo su continuidad en Puerto Rico y Philipinas.

Unos días antes del ataque a Matanzas, Sampson había sido ascendido a Contralmirante (Rear Admiral), cuestión que ha sido objeto de confusión en la historiografía al designarlo como Almirante de la flota estadounidense.

Pronto comenzó a afectarle la salud y tuvo que abandonar su puesto al frente del Escuadrón del Atlántico Norte, para continuar en la docencia. En 1899 la Universidad de Harvard le concede el Doctorado Honorífico en Leyes, mientras estaba a cargo del Boston Navy Yard. Fallece el 6 de mayo de 1902 y su funeral es concurrido por numerosos oficiales y políticos, entre los que se encontró el propio presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosevelt.

Un año antes de su muerte, la Secretaría de Marina de los Estados Unidos autoriza la emisión de una medalla de conmemorativa de bronce destinada a todos los participantes en las operaciones navales ocurridas en Cuba durante la guerra con España entre el 27 de abril y el 14 de agosto de 1898. En el frente de la medalla quedaría inmortalizado el Contralmirante William Thomas Sampson.

Más información:

http://www.spanamwar.com/sampson.htm

http://www.arlingtoncemetery.net/wsampson.htm

https://www.loc.gov/rr/hispanic/1898/sampson.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario