miércoles, 27 de abril de 2016

El Bombardeo de Matanzas desde extractos de “The Cuban and Porto Rican Campaigns” por Richard Harding Davis (1898)

Por Johanset Orihuela y Ricardo Viera*
Proyecto Progressus
El segundo capítulo de The Cuban and Porto Rican Campaigns, escrito por el reportero norteamericano Richard Harding Davies nos ofrece su punto de vista e interpretación sobre el primer acto de la guerra hispanoamericana, cual tuvo lugar en la bahía de Matanzas, costa norte de Cuba.
Harding se encontró a bordo del USS New York y presenció el bombardeo de Matanzas; tal y como el diario El País nombra el encuentro. Según Harding, el bombardeo de Matanzas duró un cuarto de hora, pero otras fuentes indican que tomó cerca de media hora. Harding sugiere que el encuentro rápidamente demostró el acumen y superioridad de la Marina norteamericana contra las fuerzas españolas en las costas matanceras. Los acorazados involucrados fueron el USS New York, quien iba a la delantera entrando en la bahía, seguido por el USS Cincinnati y el monitor USS Puritan.

Una vista del monitor USS Puritan
Cuenta Harding que la escuadra norteamericana caló lentamente hacia la boca de la bahía bajo el cielo azul de la tarde. El USS New York estaba a dos millas (3.22 km) de la costa matancera y con el catalejo se podían ver soldados españoles en trincheras recién abiertas. Para ese entonces, y mientras penetraban la boca de la bahía, la tripulación del USS New York se preguntaba si en la bahía habría minas. Según relata Harding, él se encontraba sobre cubierta conversando con parte de la tripulación cuando el Capitán Chadwick diera la orden a sus posiciones e indicó al cañonero Ensign Boone que apuntara 4000 yardas (~3658 m) a una de las trincheras de la costa. El contralmirante Sampson aprobaba desde el puente de comando las acciones del capitán. Desde entonces el bombardeo fue concentrado en las baterías costeras y trincheras, siendo el oficial Boon quien disparó el primer cañonazo.
Cuenta Harding que después de este primer disparo fue difícil contar el resto de los que siguieron, especialmente los del USS Cincinnati. Estos reverberaron en una cacofonía metálica con vibraciones sobre cubierta. El ruido era increíble y sin dudas audible por kilómetros a la redonda. Con cada disparo se creaba una neblina de humo que impedía respirar y observar. No se oyeron voces durante el bombardeo, excepto los comandos del teniente Mulligan.
Pero el New York no fue el único en disparar. Atrás le siguieron, y después de recibir permiso a través del heliógrafo, el Puritan y el Cincinnati, que estaban más afuera hacia la boca de la bahía. Una “batería insolente” les habría fuego desde el este. Esta pudiera ser la batería de Faro de Maya. Según observó Harding, los disparos del USS Puritan salían de sus cañones de 6 pulgadas, cuales estaban casi a la altura del mar, y daba la impresión de undirse mientras disparaba. Muchos de los tiros fueron intencionalmente disparados a los montículos de tierras de las trincheras, cuales escupían polvo y humo al aire con cada contacto. Varios de los disparos de una batería costera (Harding no indica cuál), llegaron muy cerca del USS New York, pero no a más de 100 yardas (91.4 m).
El relato de Harding es parcial, ya que este demuestra con sus comentarios su evidente posición a favor de la victoria de su nación. Aun así, sus observaciones nos abren una ventana peculiar al suceso histórico ocurrido allí en la tarde del 27 de abril de 1898.

Fuentes
Aquí incluiremos solo las partes que conciernen a Matanzas como fueron descritas por Harding Davis. Harding, Davis, R. (1898). “The Cuban and Porto Rican Campaigns” de Richard Harding Davis (1898). Imprenta de Charles Scribner’s Sons.
Para leer el capítulo completo, visite https://archive.org/details/cubanandportori00davigoog.
Adicionalmente a los artículos publicados en esta página, se le sugiere al lector interesado que lea el artículo “El peligro te viene de arriba: arqueología de una batalla durante la intervención estadounidense en la bahía de Matanzas, Cuba (1898)” por O. Hernández de Lara y colegas, quienes proveen un análisis íntegro sobre el bombardeo de Matanzas.

Hernández de Lara, O., L. Lorenzo Hernández, B. Rodríguez Tápanes, S. Hernández Godoy, e I. Hernández Campos. (2014). El peligro te viene de arriba: arqueología de una batalla durante la intervención estadounidense en la bahía de Matanzas, Cuba (1898) en Hernández de Lara, O. y Landa, C. (editores) Sobre Campos de Batalla: Arqueología de Conflictos Bélicos en América Latina, Cap. 6, pp. 191-233. Ediciones Aspha.
Para leer el capítulo completo, visite http://www.arqueologiaydesarrollo.org/p/publicaciones.html

www.sancarlosdematanzas.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario